Terapia Psicológica Online


                             TERAPIA PSICOLÓGICA ONLINE

En primer lugar, es importante aclarar que la psicoterapia online sólo se diferencia de la terapia presencial en el modo en que nos comunicamos, ya que los objetivos a trabajar y el contenido de las sesiones se realiza exactamente de la misma forma que si la cita es de manera física. Esto es así tanto si realizamos el tratamiento íntegramente de manera online, como si es parcial, debido a las circunstancias (por el confinamiento, por residir en otra ciudad durante algún tiempo, debido a un viaje, etc). Esto es importante ya que, en ocasiones, nos encontramos en consulta la creencia de que las sesiones online son un “complemento” a las citas presenciales, o que no se tratarán los mismos temas, pudiendo llegar a ser más superficiales. Es fundamental saber que estas creencias no son ciertas, y si decides realizar esta forma de psicoterapia, podrás continuar con el plan de tratamiento tal y como estaba planificado. El/la terapeuta será el/la encargado/a de adaptar los medios y contenidos de las sesiones a esta modalidad telemática, para facilitarte el proceso.

¿Qué herramientas necesito para realizar terapia online?

Una vez hayas tomado la decisión de realizar esta modalidad de terapia, tu terapeuta te dará todas las indicaciones necesarias para realizar la sesión. Sólo necesitarás disponer de un dispositivo electrónico (ordenador, Tablet o móvil) y de conexión a internet. A partir de ahí, el/la profesional te indicará qué plataforma es la más adecuada según tus recursos disponibles (Skype, Zoom, etc), respetando siempre la protección de datos y seguridad de la conexión. En los casos en que esto no sea posible, existe la opción de realizar la consulta a través de llamada telefónica.

¿Qué beneficios tiene esta modalidad de psicoterapia?

Algunos de los aspectos positivos que nos ofrece la modalidad online son los siguientes:

– Puedes optimizar tu tiempo, evitando desplazamientos, así como ahorrar dinero en gasolina o transporte. De esta forma, sólo utilizarás el tiempo que dure estrictamente la sesión, sin tener que emplear el tiempo que tardas en llegar al centro.

– Mayor flexibilidad horaria. En relación al punto anterior, al realizar las sesiones a distancia y no tener que desplazarte, podrás utilizar otros huecos a lo largo del día que te permitan llevar un proceso más continuo de terapia, incluso cuando tengas un horario muy amplio de trabajo, pudiendo aprovechar la hora del descanso, por ejemplo.

– Te permitirá familiarizarte con este medio, pudiendo dar continuidad al tratamiento en tus períodos de vacaciones o viajes, sin necesidad de interrumpir el proceso por esta razón.

Eliminamos las barreras geográficas, lo que te permitirá realizar psicoterapia con el profesional que más se adapte a tus necesidades, sin importar tu lugar de residencia o la localización del centro físico en cuestión.

– Te encontrarás en un lugar seguro. Cuando se inicia un proceso terapéutico, un factor fundamental es generar un espacio seguro, donde expresarte y abrirte sin miedo. Esto se logra a través de la alianza que tengas con tu terapeuta, pero el espacio físico también es importante. Al realizar la sesión online, tú eliges el espacio que más te reconforte y te transmita seguridad.

DURACIÓN APROXIMADA DE LA SESIÓN: 1 HORA.

Más información en: 665544849646605931

Formulario de contacto