Taller de Relajación: Respiración Abdominal y Visualización para la Asociación de Mujeres Empresarias de Leganés


Desde el Centro de Psicología Cubillo Serna impartimos en la jornada de ayer la segunda sesión del Taller de Relajación a la Asociación de Mujeres Empresarias de Leganés (AMEL).

En esta segunda sesión del Taller nos propusimos como objetivos:

  • Practicar la Respiración Abdominal vista la anterior vez
  • Enseñar la Visualización Guiada
  • Conseguir que la mayoría de las asistentes se relajaran

Todas las personas hemos de afrontar, a lo largo de nuestra vida, situaciones, cambios, problemas y dificultades, más o menos previsibles, y con las que hay que reaccionar.

Estamos muy acostumbrados a escuchar la palabra Estrés, tanto en nosotros mismos como en las personas de alrededor. El Estrés es el modo en que reaccionamos, física y emocionalmente, ante los mínimos cambios de la vida, tareas y/o dificultades.

Una de las maneras de manejar el Estrés, es practicar La Respiración. Es el procedimiento más económico y que tenemos más a mano para relajarnos en cualquier momento y lugar y es “la llave” de la relajación, por lo que tener hábitos adecuados de respiración garantizan que el cerebro reciba el suficiente oxígeno como para reponer energía, aliviar el cansancio y aumentar la capacidad de nuestro sistema respiratorio y circulatorio, además, de facilitar la oxidación de los músculos.

Por otro lado, otra técnica para el Estrés es La Visualización, consiste en la capacidad de reproducir en la imaginación una imagen o un conjunto de ellas. Es una capacidad, que al igual que la respiración se puede entrenar. Existen diferentes sistemas de representación como el sistema visual, táctil, gustativo, olfativo y auditivo, estos sistemas no se excluyen y suelen acontecer simultáneamente.

Con estas dos técnicas, y con más tipos de relajación, manejaremos las dificultades de una manera más adecuada y adaptativa. Hay que tener presente que La Relajación es un hábito que hay que aprender para llegar a generalizar.

Estos son algunos de los testimonios de las asistentes al Taller:

“Muchísimas gracias por vuestra maravillosa relajación. He disfrutado muchísimo”

“Ha estado fenomenal”

“Muchas gracias. Estuvo genial. Ahora a practicar”.

“Estuve relajada la tarde entera y me dormí temprano”.

“Gracias por el taller, fue genial y me ayudó mucho”.

Escuchando y observando cómo las asistentes se fueron de la sala, nos sentimos muy satisfechas y contentas por haber alcanzado los objetivos del Taller.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.