Luchando con las preocupaciones

Si te inundan las preocupaciones, es conveniente reservar media hora al día para preocuparse. Dedicar un lugar y tiempo para “el momento de la preocupación” y se cumple. Si empiezas a preocuparte a otras horas, posponer la preocupación hasta “el momento de la preocupación” y volver a concentrarse en lo […]