¿Qué ocurre cuando nos unimos a un Grupo?


Cuando una persona pasa a formar parte de un grupo todo va a depender de la persona de la que estamos hablando y del tipo de grupo. Es verdad, que algo queda afectado en su comportamiento, en su cognición y en sus emociones.

El autor Marvin Shaw define el grupo como “dos o más personas que interactúan mutuamente de modo tal que cada persona influye en todas las demás y es influida por ellas”.

Los Ejes del Grupo son:

  • La Actividad: las cosas que se hacen
  • La Interacción: cuando la actividad de una persona es activada por la actividad de otra
  • El Sentimiento: estados internos que surgen de la actividad y de la interacción

Todo lo que ocurre cuando las personas pasan a formar parte de un grupo cabe dentro de lo que entendemos como Fenómenos de Influencia, es decir, formar, mantener, difundir y modificar modos de pensamiento y de acción.

Además de Influencia, hay Interacción e Interdependencia. Es desde la Interacción donde emergen los objetivos, las normas, los roles y la atracción interpersonal. Las variables que intervienen en el proceso de interacción son: la personalidad de los miembros del grupo, sus características sociales, el tamaño del grupo, la tarea, las redes de comunicación y el liderazgo.

La situación de grupo puede ocasionar modificaciones en la experiencia y en la conducta de los individuos pertenecientes a él, la Interdependencia. Cuando está en juego la ejecución de una tarea, la situación de grupo hace que el rendimiento de los miembros varíe. Y a la vez el grupo es un sistema abierto y permeable a las influencias del medio social.

Los Componentes del Grupo son:

  • Componente Cognitivo: conocimiento de que uno pertenece a un grupo
  • Componente Evaluativo: la pertenencia al grupo puede tener una valoración positiva o negativa
  • Componente Emocional: los dos componentes anteriores van acompañados de emociones, por ejemplo, amor, odio, desagrado o cualquier otra

El grupo y sus funciones

La Teoría Grupal mantiene que los grupos cumplen una doble función:

  • Función Emocional: satisfacer las necesidades emocionales que resultan imprescindibles para un funcionamiento psicológico equilibrado de las personas
  • Función de Tarea: ayudar a sus miembros a conseguir los objetivos que se han marcado o la de imponerles los que ha decidido la mayoría, las personas de más estatus o el propio líder

Estas funciones nos ayudan a conseguir las metas que nos vamos marcando en los distintos momentos de nuestra vida. Así como un sentimiento de pertenencia, búsqueda de aceptación, la necesidad de reconocimiento y de identidad.

Tipos de Grupos Sociales:

Existe el Grupo Primario, en el cual las relaciones que mantenemos son duraderas, estrechas, directas, espontáneas la mayoría de las veces, llenas de intimidad, de complicidad y de cariño. Además, de satisfacer la función emocional de sus miembros. La familia es el primer grupo que interviene en nuestra construcción psicológica y ocupa un lugar prioritario en el desarrollo de la mente y en la configuración de la conciencia.

Características de los Grupos Primarios:

  • Son los primeros en intervenir en la configuración de la naturaleza social de la persona
  • Juegan un papel central en nuestro bagaje de experiencias personales. Los elegimos libremente y pertenecemos a ellos a título personal. Nuestro grupo de amigos
  • Su resistencia al cambio es mayor que la de otras formaciones sociales más complejas Son duraderos, a veces, tanto como la vida de la persona.
  • Surgen de manera relativamente espontánea y bajo diferentes condiciones sociales

El Grupo Secundario está formado por una mayor cantidad de personas, lo que suele complicar la interacción cara a cara, lleva a un tipo de relación más distante, impersonal, menos íntima y una relación instrumental para alcanzar un fin. Está regulado por pautas y normas y puede ser una relación permanente, pero inserta en una estructura social muy definida. Por ejemplo, los compañeros de clase o de trabajo.

Los grupos secundarios también se les conocen como Grupos Formales. Grupos que son fruto de una planificación, que definen sus actividades, con un conjunto de normas, distribución de tareas según la cualificación de las personas y que están orientados a la consecución de un determinado objetivo.

Cuando por el contrario, los roles giran en torno a las personas y la interacción fluye con espontaneidad, la dinámica se basa en acuerdos personales y prácticas habituales de relación y de interacción hablamos de Grupos Informales. Aunque un grupo primario también puede ser un grupo formal, por ejemplo, la familia o un grupo terrorista.

Cabe la posibilidad de que siendo miembros de determinados grupos, nuestra manera de actuar, actitudes, ideas y valores que defendemos tuvieran como marco de referencia lo que hacen, piensan y defienden grupos a los que no pertenecemos, conocidos como Grupos de Referencia. La persona es considerada activa, reflexiva y significativa y no simplemente como un miembro de un grupo cuyos pensamientos y acciones están determinados por las estructuras normativas de su entorno.  

En definitiva, nuestros comportamientos, actitudes, valores y formas de ver el mundo guardan relación con los valores y normas de los grupos a los que pertenecemos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.